Una buena acústica puede mejorar tu salud

Nuestra casa es el espacio de relajación y tranquilidad por excelencia, donde descargamos la tensión después de algún día pesado y pasamos la mayor parte de nuestra vida. Por eso es importante que esté siempre en las mejores condiciones posibles, y uno de los elementos esenciales para nuestro bienestar en casa es tener la mejor acústica. 

Un ambiente libre de contaminación auditiva no sólo nos dejará disfrutar mejor nuestros equipos de entretenimiento en casa, sino que también tiene efectos positivos para nuestra salud. 

 

¿Qué es la contaminación auditiva?

La contaminación auditiva es un problema ambiental y de salud que se refiere a la presencia de ruido considerado como dañino o molesto y que puede ocasionar efectos perjudiciales sobre las personas, ya sea de forma física o psicológica; así mismo, interfiere con nuestras actividades diarias o tiempo de descanso.

Este problema tiene mayor presencia en las grandes ciudades y se produce por los sonidos causados por los medios de transporte, las aglomeraciones y el desarrollo de actividades industriales, de construcción e, incluso, recreativas.

 

¿Cómo afecta a las personas?

La contaminación por ruido tiene una serie de efectos sobre las actividades y la salud de la gente, por ejemplo:

  • Interfiere en la comunicación y ciclos de sueño.
  • Impide que nos concentremos y nos relajemos.
  • En casos extremos, el ruido excesivo puede provocar enfermedades auditivas, nerviosas y cardiovasculares.

Dichos efectos están en función de la intensidad, las frecuencias emitidas y cuánto nos exponemos a la contaminación acústica.

 

Foto: certainteed.com

 

¿Cuáles son los niveles de ruido que debemos tener en cuenta?

La Organización Mundial de la Salud ha establecido una clasificación de niveles de ruido, considerando los 50 dB (decibeles) como el límite superior deseable. La tabla se muestra a continuación: 

  • Muy bajo: entre 10 y 30 dB.
  • Bajo: entre 30 y 55 dB. 
  • Límite superior deseable: 50 a 65 dB.
  • Ruidoso: a partir de 65 dB.

Por fortuna, desde nuestra casa es posible resolver estos efectos, ¿cómo lo hacemos? Modificando elementos dentro de nuestro espacio, sobre todo aquellos que determinan las condiciones acústicas, desde cambiar la ubicación de algunos elementos o utilizar materiales que bloqueen el ruido externo y generen un ambiente de tranquilidad.

En este contexto, te compartimos una serie de consejos para tener una mejor acústica en interiores:

  • Usa cortinas gruesas para cubrir tus ventanas y puertas de cristal. Las superficies de cristal reflejan la mayor parte de las ondas de sonido que inciden en ellas, absorbiendo poca energía. 
  • Coloca libreros. La capacidad de absorción de energía de un mueble cubierto de libros puede ser considerable. Si tu sala tiene muchos elementos reflectantes, un librero puede ayudarte a equilibrar las ondas, absorbiendo parte de su energía.
  • Plantas en la casa. Naturales o artificiales, las plantas se comportan de una forma muy similar a los paneles difusores de sonido. Cuando una onda sonora choca con sus hojas, esta se descompone en ondas más pequeñas que son reflejadas en múltiples direcciones (sin mencionar el colorido y vitalidad que dará a nuestros interiores). 
  • Utiliza materiales absorbentes. Una buena manera de cancelar el ruido es por medio del uso de materiales, como las placas de yeso acústico, en nuestras áreas de entretenimiento, donde vemos la TV o escuchamos música. Plaka Saint Gobain cuenta con ACUSTIK, hecha de yeso absorbente, que surge de múltiples investigaciones en el campo de la acústica y la combinación de los mejores materiales, brindando un diseño estético y un ambiente libre de contaminación acústica. ACUSTIK puede ser usada tanto en muros como en plafones.
  • Cambia el techo por plafones acústicos. La tendencia de los plafones está en aumento, no sólo por el diseño moderno que da a sus interiores, sino por su función de absorción acústica y su fabricación amistosa con el medio ambiente. CertainTeed es el ejemplo por excelencia, ya que tiene la mezcla perfecta de resistencia, durabilidad y sostenibilidad.

 

Foto: Shutterstock

Un aspecto clave para tener un hábitat cómodo y sustentable es estar libre de ruido y, como pudimos ver, lograr el mejor ambiente en términos de acústica no es difícil, sólo es cuestión de ubicación y del uso de soluciones efectivas y ecológicas como las que Saint-Gobain ofrece. 

También lee: Conoce la solución de Saint-Gobain para ayudar a frenar al coronavirus