¿Por qué es cada vez más importante la adopción de la economía circular?

“Los recursos no se pierden, se reciclan y se transforman”, esta es la máxima de la nueva tendencia de sostenibilidad en el mundo. Poco a poco está quedando atrás el modelo lineal, en el que el recurso natural es extraído, se procesa, se utiliza y se desecha para volver a comenzar el proceso, sin pensar en las consecuencias para el medio ambiente.

Sin embargo, existe otro modo de producción que ya están adoptando varias empresas, entre ellas Saint-Gobain: la economía circular, que se basa en un mejor (y menor) uso de los recursos naturales, además de que fomenta el reciclaje y la reutilización tanto como se pueda. 

Este modelo tiene como objetivo redefinir el crecimiento, centrándose en los beneficios positivos para toda la sociedad. Implica desacoplar gradualmente la actividad económica del consumo de recursos finitos y eliminar los desechos del sistema. Respaldado por una transición a fuentes de energía renovables, el modelo circular genera capital económico, natural y social.

 

Entendiendo el círculo de la sostenibilidad 

La economía circular también inicia de manera común para cualquier ciclo de producción, con la obtención de recursos naturales, pero el momento en el que da la curva para romper la línea, y es el diferenciador en el proceso, es en el paso de reparación de artefactos y su recolección cuando ya no sirvan, con el fin de reciclarlos y/o reusarlos para recurrir menos a los elementos que se obtienen de la naturaleza.

La ONU advierte en un informe regional que, en términos de gestión de residuos urbanos, un tercio de los que se generan en América Latina y el Caribe aún termina en basurales o en el medio ambiente. Cada latinoamericano genera un kilo de basura al día y la región en su conjunto, unas 541.000 toneladas, lo que representa alrededor de un 10% de la basura mundial. La perspectiva es que ésta continúe creciendo y que en 2050 se alcancen las 671,000 toneladas de desechos.

En el informe de 2018 "Perspectivas de la gestión de residuos en América Latina y el Caribe" ONU Ambiente informa que el 50% de residuos urbanos que se generan en América Latina son orgánicos y el 90% de estos no se aprovechan, de manera que acaban desperdiciados en vertederos. Este es un punto importante para hacer la transición a la economía circular más sostenible.


Foto: Shutterstock

 

Una nueva forma de producir y de consumir

De acuerdo con BBVA, el efecto de la economía circular busca el crecimiento a través de una nueva forma de producir y de consumir, ya que la expansión del PIB se basa en un alto porcentaje en la extracción de materia prima de la naturaleza, pero esto tiene un punto límite, por lo que un modelo de producción que devuelva y reutilice los recursos será de mayor beneficio.

Actualmente, muchas empresas con responsabilidad ambiental, incluida Saint-Gobain, están adaptando sus esquemas y procesos productivos hacia la economía circular, aunque hay un punto donde es más conveniente empezar a usarla: desde el diseño de cualquier producto. 

Para entrar de lleno a la economía circular se debe considerar cuál es el camino que siguen los artículos durante su vida, dónde y cómo terminan, y la mejor forma en que se podrían reintegrar a un ciclo productivo. El diseño y fabricación de calidad también asegura que los objetos duren más tiempo y sea menos necesario desecharlos constantemente.

También es fundamental pensar en los materiales utilizados para tener una industria de mayor sostenibilidad y que involucre a todos los actores en la economía circular. Estos materiales deben ser 100% reciclables. En el caso de la industria de la construcción podemos hablar, por ejemplo, de que el yeso, el vidrio y el hierro son materiales que se pueden reciclar una y otra vez. Otro ejemplo es que el vidrio reciclado ayuda a evitar el uso de arena y otros elementos naturales.

La lana de vidrio es otro material que favorece a la economía circular. Constituido como un aislante térmico acústico y de protección contra fuego hecho de minúsculas fibras de vidrio, brinda altas propiedades para mantener lejos la alta temperatura en una construcción.

ISOVER de Saint-Gobain produce materiales aislantes energéticamente eficientes y sostenibles, debido a que la lana de vidrio utiliza un alto porcentaje de vidrio reciclado (hasta un 70% y en promedio más del 50%), y es totalmente reciclable por su bajo rendimiento de CO2. Otros de sus beneficios incluyen un volumen reducido de empaque debido a la alta compresión del producto: la naturaleza liviana del producto le permite encajar muy bien en construcciones ligeras.

 

El trabajo de Saint-Gobain en pro de este modelo productivo

En 2015, en Saint-Gobain comenzamos a implementar una política de gestión sostenible de recursos presente en toda la cadena de producción, teniendo en cuenta el ciclo de vida de nuestros productos. Nuestro objetivo es promover la economía circular y enfocarnos en 3 áreas:

  • Productos a partir de materiales reciclados
  • Mínima generación de residuos de fabricación
  • Valoración y manejo de residuos restantes

Desde hace más de 350 años, cuando se creó nuestra empresa, adquirimos un compromiso con el mundo: crear soluciones que hagan más confortable la vida de las personas y cuidar del medio ambiente. Así es como lo logramos: 

Construcción sustentable. Saint-Gobain tomó la decisión de ser la referencia en el desarrollo de hábitats sustentables y en los mercados de construcción; con este objetivo en mente, desarrollamos productos y servicios que facilitan los procesos de construcción sustentable.

Inversión en innovación. Convencer al mundo de que la inversión en soluciones innovadoras y sustentables es la forma de asegurar la supervivencia de los recursos humanos ha sido uno de los principales retos a los que nos hemos enfrentado, pero estamos seguros que liderando con el ejemplo lograremos un cambio.

Formar parte del mercado en constante movimiento. Contribuimos con el desarrollo de nuevas técnicas de construcción basadas en el uso eficiente de los recursos, el rendimiento medioambiental de los edificios y en la mejora constante de la calidad arquitectónica.

Mantenernos a la vanguardia. Contamos con soluciones para diferentes aplicaciones de la construcción y la industria; diseñamos para satisfacer las necesidades específicas de cada uno de nuestros clientes.

Desarrollo de innovaciones ecorresponsables. Constantemente evaluamos el ciclo de vida de todas las líneas que fabricamos, así medimos su huella ecológica. De esta forma comprobamos que nuestras soluciones ayudan a mitigar los impactos medioambientales.