Impactantes museos que fueron construidos con vidrio Saint-Gobain

Parece irreal que gracias a las invaluables obras de arte que albergan los museos puedes estar tan cerca del trabajo de artistas tan importantes y de su legado, el cual ha sido conservado por siglos, o incluso milenios, en ellos. Por lo anterior y otras muchas razones, los museos son espacios donde uno descubre el enorme potencial del ser humano, principalmente para crear.

Seguramente ya sabes que Saint-Gobain Glass está presente en el museo más importante del mundo, el Louvre, pero hay muchos otros, de suma importancia por ser guardianes del arte, en donde también dejó su huella la empresa, y que por sí mismos ya son dignos de admirar.

 

Musée de l'Orangerie, Francia

Este museo se ubica en lo que antes era un invernadero de naranjas, construido en 1852 para proteger los árboles de esta fruta en el Jardín de las Tullerías. A lo largo de las décadas pasó a ser una sala de exposiciones, bodega de materiales, refugio de soldados y demás, hasta que en 1921 pasó a manos de la administración de Bellas Artes.

 

La obra más importante que se ubica en este museo es “Lirios de Agua” de Monet, una serie de 250 pinturas al óleo que rodean la sala principal.

 

 

 

Del 2000 al 2006 se llevó a cabo una gran renovación, durante la cual se eliminó el piso superior para darle mayor iluminación natural al espacio gracias a grandes ventanas de cristal elaboradas con Saint-Gobain Glass Cool-Lite SKN en una tonalidad neutra. Cool-Lite es una familia de vidrios de control solar, eficiencia térmica y confort visual que se pueden usar de múltiples y creativas maneras.

 

Bundeswehr Military History Museum, Alemania

Este museo se ubica en un antiguo arsenal militar en la ciudad de Dresden que fue construido en 1876. Posteriormente, en 1897, fue transformado en museo, y en 2011 fue reabierto tras una total transformación conceptual y arquitectónica.

La instalación hace honor a su historia, así que resguarda reliquias del ejército alemán, además de obras de arte que suman 1,100 pinturas, 500 esculturas y 12,000 dibujos e impresiones.

Su nuevo diseño estuvo a cargo del arquitecto Daniel Libeskind, quien “incrustó” una estructura triangular de acero y cristal en medio del museo, de forma tal que los visitantes que se asoman a través del vidrio obtienen una vista del panorama de la ciudad.

 

En este proyecto se utilizaron vidrios Saint-Gobain Glass de la familia Cool-Lite SKN en tonalidad neutral.

 

 

 

New Acropolis Museum, Grecia

Este museo es impactante por muchas razones: una es que el edificio toma inspiración de las antiguas construcciones de las acrópolis atenienses, y otra es que dentro de él vive parte de la historia de la antigua Grecia y sus vestigios; además, se ubica a menos de 500 metros del Partenón, el templo consagrado a la diosa Atenea.

Abrió en 2009 y en su construcción se usó vidrio Saint-Gobain Glass Diamant, el cual es extra claro e ideal para el interiorismo, galerías y museos. Adicionalmente se empleó Stadip Protect, vidrio de seguridad, protección y bloqueo de rayos UV.

 

 

 

Si te gustan los museos, salas de exposiciones, galerías u otros edificios de este tipo, y has visitado más de uno en las grandes ciudades, lo más probable es que lo hayas hecho en compañía de Saint-Gobain Glass sin darte cuenta: por sus características de confort visual y térmico, claridad extrema, seguridad y bloqueo de rayos UV (dependiendo el modelo), los arquitectos de los museos más importantes del mundo lo han elegido para sus obras.

 

Entra aquí y conoce más modelos y propiedades de Saint-Gobain Glass en el sector residencial, de interiorismo y decoración.

 

Fuentes:

Musée de l'Orangerie

DeZeen

Arch Daily