En el Día Mundial del Agua, Saint-Gobain refrenda su compromiso de responsabilidad ambiental

El agua es, sin duda alguna, el bien más preciado de la humanidad, ya que es esencial para el funcionamiento correcto en el ciclo de vida de la Tierra. Sin embargo, muchas veces no se tiene la conciencia sobre su gran valor; por consecuencia, hoy enfrenta importantes problemas y amenazas de índole mundial por factores como el notable impacto del cambio climático en el planeta, el aumento de la población mundial o la demanda por el recurso de parte del sector agrícola e industrial.

En el mundo actual, hay 2,200 millones de personas que aún carecen de servicios hidráulicos y de saneamiento, resultando en problemas graves de salud pública. Por ello, y para promover la importancia del líquido vital, así como su uso responsable, y difundir el Objetivo de Desarrollo Sustentable 6 -agua y sanitización para todos antes del 2030-, la ONU conmemora el Día Mundial del Agua cada 22 de marzo desde 1993. 

En la celebración de este año, la organización enfatizará el valor del agua a través de la campaña digital #Water2me, a fin de abrir espacios de conversación y recopilar comentarios y experiencias de diferentes personas alrededor del mundo sobre el significado que tiene este líquido para cada uno de ellos.


Foto: Shutterstock

La labor de la responsabilidad ambiental 

El tema del agua va muy de la mano con la responsabilidad social de las compañías. El sector empresarial es un gran consumidor de agua, por ello es necesario mejorar sus prácticas y comportamiento a nivel ambiental. Una empresa socialmente responsable sabe que enfrentar  la situación hidráulica tiene diversos beneficios, siendo los principales el fortalecimiento del vínculo con la comunidad y, sobre todo, trabajar para garantizar el bienestar de las próximas generaciones.

Para Saint-Gobain, la sustentabilidad es relevante. A través del compromiso de brindar confort y bienestar para el desarrollo de un hábitat digno, buscamos aportar, a través de productos y soluciones amigables con el medio ambiente, lo necesario para sostener el ecosistema en el que habitamos, buscando eficiencia energética y el cuidado de los recursos naturales, principalmente, el agua.

En 2015, ingresamos en la iniciativa de Objetivos de Desarrollo Sustentable de la ONU y, desde entonces, hemos trabajado en pro de la conservación del líquido vital a través de líneas como Saint-Gobain PAM. especializada en sistemas de acueducto, alcantarillado, riego e industria, y líder global en sistemas de canalización.

¿Cómo contribuye PAM a las metas de sustentabilidad? En relación al objetivo de “proteger y restablecer los ecosistemas relacionados con el agua, incluidos los bosques, las montañas, humedales, ríos, acuíferos y lagos”, Saint-Gobain PAM utiliza materiales 100% reciclables en su fundición dúctil para cuidar las materias primas fósiles no renovables.


Foto: Shutterstock

En adición, se estableció la meta de “aumentar el uso eficiente de los recursos hídricos en todos los sectores, asegurando la sustentabilidad de la extracción y el abastecimiento de agua dulce para hacer frente a la escasez de agua”. Para ello, Saint-Gobain PAM se ha comprometido a seguir reciclando más del 60% del líquido que utiliza, porcentaje que es equivalente a la capacidad de 164 albercas olímpicas. 

Bajo el esquema de economía circular, basada en una mejor gestión y uso de los recursos naturales, y el fomento del reciclaje y la menor utilización de elementos naturales, nos hemos propuesto reducir a la mitad su emisión de desechos no recuperados en 2025, en comparación con 2010. De igual manera proponemos, en ese mismo lapso, la disminución del 80% del vertido de aguas residuales.

Los objetivos son ambiciosos, pero las acciones están ahí y ya han comenzado a realizarse. La cadena sustentable y las buenas prácticas para beneficio del medio ambiente llevarán a conseguir la meta de cero emisiones de carbono y el mayor aprovechamiento del agua. Hoy más que nunca, la carencia del líquido se resiente y vulnera a un gran número de personas, pero la implementación de acciones urgentes está revirtiendo esta situación, y es responsabilidad de empresas como la nuestra hacer lo propio para transformar al mundo en un mejor hogar para todos.