Economía circular: ¿cómo producir sin dañar al planeta?

¿Sabes en qué consisten la economía lineal y la circular? La primera se basa en una forma de producción donde se toma lo necesario de la naturaleza, se fabrica, se usan los productos, se tiran cuando ya no sirven y se hacen nuevos desde cero, sin pensar en las consecuencias para el medio ambiente.

Sin embargo, existe otro modo de producción que ya están adoptando varias empresas, entre ellas Saint-Gobain: la economía circular, que se basa en un mejor (y menor) uso de los recursos naturales, además de que fomenta el reciclaje y el reúso tanto como se pueda. Ahora te contamos más:

 

Manejo sostenible de recursos

En 2015, Saint-Gobain implementó una política de gestión sostenible de recursos presente en toda la cadena de producción, teniendo en cuenta el ciclo de vida de sus productos. Su objetivo es promover la economía circular y enfocarse en 3 áreas:

  • Productos a partir de materiales reciclados.
  • Mínima generación de residuos de fabricación.
  • Valoración y manejo de residuos restantes.

Es así que la compañía se ha propuesto reducir a la mitad su emisión de desechos no recuperados en 2025, en comparación con 2010.

 

Las tareas más importantes

La economía circular inicia con la obtención de recursos naturales, como cualquier producción, pero dentro de sus etapas tiene gran importancia la reparación de artefactos y su recolección cuando ya no sirvan, con el fin de reciclarlos y/o reusarlos para recurrir menos a los elementos que se obtienen de la naturaleza.

Esta tarea es mucho más fácil cuando los investigadores y fabricantes de distintos productos piensan en la economía circular desde su diseño: deben considerar cuál es el camino que siguen sus artículos durante su vida, dónde y cómo terminan, y la mejor forma en que se podrían reintegrar a un ciclo productivo. El diseño y fabricación de calidad también asegura que los objetos duren más tiempo y sea menos necesario desecharlos constantemente.

Por otro lado, es importante involucrar a los usuarios en la economía circular y hacer que materiales 100% reciclables lleguen a las fábricas necesarias. Por ejemplo, el yeso, el vidrio y el hierro son materiales que se pueden reciclar una y otra vez hasta el infinito. El vidrio reciclado ayuda a evitar el uso de arena y otros elementos naturales.

Así podemos entender la economía circular:

 

 

El cuidado del medio ambiente es responsabilidad de todos. Conoce más acerca del involucramiento de Saint-Gobain en esta tarea.