Saint-Gobain hacia una mayor sostenibilidad empresarial

Los retos empresariales con miras a los tiempos que vivimos llegan desde diversos lados: además del aspecto económico, donde interviene la recuperación y el aumento de empleos, también viene la responsabilidad social, y uno de los temas más importantes en todas las agendas del mundo: la sostenibilidad.

Al día de hoy, las empresas que trabajan para reducir sus emisiones de carbono y modificar sus procesos hacia modelos en pro del medio ambiente son foco de mayores inversiones y, por consecuencia, más oportunidades de crecimiento.

Consecuencias negativas como la contaminación, el calentamiento global, la falta de agua y la situación de salud mundial han impactado a las empresas. Datos del Banco Mundial arrojan que para el 2030, el cambio climático podría dejar en situación de pobreza extrema a 100 millones de personas. El desequilibrio ecológico está llegando a niveles alarmantes debido a la pérdida de varios ecosistemas, lo que resulta en gastos económicos casi incuantificables.

Ante dicho escenario, la sostenibilidad empresarial juega un papel fundamental, replanteando sus modelos económicos y fusionándolos con un esquema de responsabilidad ambiental, ética y social, donde los beneficios relacionados con estos valores formen parte del éxito corporativo y aseguren su estabilidad.

Con nuevas y más estrictas regulaciones ambientales y laborales, la sostenibilidad empresarial requiere de acciones concretas en el corto plazo, mencionando, por ejemplo:

  • Transparencia: ser una entidad sostenible es incorporar buenas prácticas de gestión y gobernanza corporativa. Esto permite a las entidades estar mejor preparadas para atender las actuales demandas de la sociedad.
  • Innovación y eficiencia ecológica: significa mejorar los procesos, reducir el uso y costos de materiales, fomentar prácticas ecológicas como el reciclaje y abrazar la tecnología digital, para así convertirse en empresas más competitivas.
  • Inclusión y diversidad: estos aspectos se relacionan más con aspirar a la inclusión social y no sólo a la integración; fomentar la equidad y contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de los colaboradores conlleva a la creación de valor compartido.

 


Foto: Shutterstock

 

Una empresa sostenible debe asumir que todos tenemos un rol importante en la sociedad. Saint-Gobain, grupo adherido al Pacto Mundial de la ONU en 2003 y líder en la formación de hábitats sostenibles, ha formado su misión como compañía responsable a partir de tres niveles:

  • Cuidado del planeta por medio del uso eficiente de recursos naturales y energéticos para así reducir el impacto ambiental, la contaminación y la generación de residuos.
  • Resguardo del bienestar de las personas con productos, sistemas y soluciones que mejoran su salud, comodidad y seguridad.
  • Protección de la economía. Estas soluciones deben conducir a inversiones asumibles, reducción de los costos de explotación y aumento de valor en las propiedades edificadas.

Adicionalmente, tenemos una metodología propia de diseño ecológico para que los impactos se reduzcan cada vez más y se utiliza, sobre todo, en el desarrollo de nuevos productos, basados en el principio de Economía Circular. 

La labor de Saint-Gobain en pro de cumplir los retos de sostenibilidad en 2021 se extiende hacia la reducción de la huella de carbono en sus procesos industriales, enfocándose mucho en el reciclado de productos, así como en la distribución de materiales, desarrollando modelos que generan procesos de envío más eficientes y amistosos con el medio ambiente.

También leeEn el Día Mundial del Agua, Saint-Gobain refrenda su compromiso de responsabilidad ambiental