Saint-Gobain en la música y la pantalla

Si piensas que Saint-Gobain solamente está “tras bambalinas” o que las soluciones que ofrece a importantes industrias para alcanzar sus objetivos pasan desapercibidas, te llevarás una sorpresa.

 

El material con más historia para la compañía, el vidrio, ha sido utilizado a lo largo de los siglos para adornar y construir los edificios y estructuras más importantes a nivel mundial. Tan es así, que la industria cinematográfica y del entretenimiento ha escogido en repetidas ocasiones escenarios donde las soluciones de la marca son uno de los protagonistas.

 

Estas son algunos ejemplos en los que Saint-Gobain ha estado en tu pantalla y tal vez no lo habías notado.

 

Las escaleras rojas del TKTS en Times Square, Nueva York

 

Esta escalinata que seguro has visto en películas, o tal vez has visitado, es una cabina de venta de boletos de teatro que se convirtió en un ícono del panorama de Nueva York. Es en esa locación donde tiene lugar el conteo de año nuevo al que asisten más de un millón de personas anualmente y donde las escaleras incluso funcionan como escenario musical. Programas de televisión como Glee han usado esta estructura para grabar escenas al ser un distintivo de la ciudad.

new_york_0.jpg

 

new_york_2.jpg

La estructura fue inaugurada en 2008 y fue construida con vidrio de seguridad Saint-Gobain Stadip y Stadip color para darle su característico tono rojo.

 

La galería de los espejos en el Palacio de Versalles, Francia

 

El mundialmente conocido palacio y su galería fueron el primer gran proyecto de Saint-Gobain; encargado por el rey Luis XIV, actualmente es visitado por 10 millones de turistas al año.

 

Gracias a medios como el cine, las personas de todo el mundo han tenido la oportunidad de ver el interior de este palacio, e incluso de imaginar cómo fueron los días en que Maria Antonieta caminaba por sus pasillos: películas como Adiós a la reina, del 2012, relatan los últimos días de la monarca, y Marie Antoinette, de Sofia Coppola, muestra la vida de la Delfina desde que llega a Francia y la vida de lujos y diversión que le costó la cabeza.

 

versailles.jpg

 

El escenario del concurso de música Eurovisión

 

Este concurso anual, conocido por toda Europa, es un evento transmitido en 43 países, donde cada uno envía a su representante musical para buscar llevarse el triunfo. Artistas de la talla de ABBA y Céline Dion han pisado este escenario.

 

En esta imagen se ve al equipo de trabajo sobre el escenario construido con cristal Saint-Gobain Stadip y Diamant para la edición de 2010 en Noruega.

 

eurovision.jpg

 

El Código Da Vinci

 

Es otra película cuya escena más representativa tiene como fondo una emblemática estructura construida con vidrio Saint-Gobain. En su secuencia final, Robert Langdon (Tom Hanks) corre a la Cour Carrée, la plaza fuera del Museo de Louvre en París, donde se observa la famosa pirámide iluminada. Después se para sobre el suelo de cristal por encima de ella, dentro del Carrousel du Louvre.

 

louvre.jpg

 

(Spoiler Alert) Ahí termina la película, con un memorable recorrido donde la cámara “atraviesa” el suelo y la pirámide de cristal para llegar a un sótano donde se encuentra el  Santo Grial que tanto ha buscado.

 

https://www.youtube.com/watch?v=Djh4IBzcoKc&t=66s

 

El Louvre tiene cinco pirámides en total: una principal, tres réplicas pequeñas y una invertida. La más grande está hecha con 793 paneles de vidrio Diamond Glass de Saint-Gobain: 675 rombos y 118 triángulos. Desde su etapa de diseño en 1985 se buscó que el material que la cubriera fuera lo suficientemente transparente, ligero y fuerte. El cristal Diamond fue el resultado de meses de exhaustiva investigación para el desarrollo de este vidrio laminado extraclaro.