Los edificios más sustentables del siglo XXI

Un edificio grande se mide por su número de pisos y lo cerca que está de las nubes; un edificio grandioso se mide por el beneficio que le brinda a las personas que lo ocupan y a su entorno en general, poniendo el ejemplo para la arquitectura alrededor del mundo.

 

Se considera que los mejores edificios del planeta ostentan grandeza porque ofrecen seguridad a las personas que se encuentran dentro, por ejemplo, con tecnología antisísmica, además de que se apegan a prácticas sustentables, lo cual juega un papel muy importante que, lejos de ser una moda, es una necesidad que ningún edificio construido a partir de ahora debería ignorar.

 

Al respecto, existen ciertas problemáticas que los profesionales de esta industria buscan resolver, como por ejemplo el consumo de energía, la minimización de la huella de carbono, reducción de desperdicios, ahorro de agua y aprovechamiento de luz natural, entre otros.

 

Los siguientes 3 edificios se encuentran en el top mundial de los más sustentables del mundo. Conócelos:

 

One Bryant Park, Nueva York.

 

edificios_sustentables_1.jpg

 

Este edificio es considerado el más sustentable del mundo. Fue completado en 2009 y en 2010 recibió la certificación LEED Platinum, convirtiéndose en la primera torre de oficinas en alcanzar ese nivel. Mira algunas de sus características más interesantes:

  • Tiene monitores de dióxido de carbono
  • Iluminación LED
  • De noche produce hielo en 44 tanques ubicados en su sótano, el cual se usa en el día para enfriar el aire del edificio.
  • Recolecta toda el agua de lluvia en contenedores con capacidad de 329,000 galones.
  • Dicha agua se usa para regar plantar y llenar las cajas de los WC.
  • Después, una planta interna de aguas grises la trata para usarse en el enfriamiento de la torre, liberándose posteriormente al medio ambiente en estado gaseoso, con lo que se completa un ciclo que regresa a la naturaleza.
  •  

One Angel Square, Manchester.

 

edificios_mas_sistentables_2.jpg

 

Este edificio funge como las oficinas centrales del grupo The Co-operative, es segunda casa de 3,000 empleados y se trata de todo un caso de estudio sobre arquitectura eco-friendly gracias a sus cualidades, las cuales le han hecho ganar las calificaciones más altas en métricas de sustentabilidad. Algunas de sus características relevantes:

  • Fachada con cobertura de dos capas y atrio en la parte superior que crean calefacción, enfriamiento e iluminación natural.
  • El edificio está cubierto de vidrio Saint-Gobain Stadip Protect.
  • La luz permea desde el techo al interior y se ve reflejada en las paredes blancas, lo cual reduce la necesidad de luz eléctrica.
  • El sistema de aire acondicionado del edificio funciona con aceite vegetal, el cual se produce en las granjas de The Co-operative.
  • Iluminación LED de bajo consumo energético.
  • Elevadores de alta eficiencia.
  •  

Shanghai Tower, Shanghái.

 

edificios_mas_sistentables_3.jpg

 

Esta torre de 632 metros es la segunda más grande del mundo después del Burj Khalifa en Dubai. Sus acciones para ofrecer a la comunidad un edificio sustentable le merecieron la certificación LEED Gold americana y el reconocimiento Edificio Verde Tres Estrellas de China. Algunas de sus cualidades son:

  • Cuenta con 43 tecnologías sustentables diferentes, las cuales reducen en promedio un 21% del consumo de energía del edificio.
  • Tiene buena iluminación natural por sus capas de cristal en el interior y en fachadas.
  • Controles inteligentes monitorean todo: desde la ventilación, el aire acondicionado y la iluminación, así no se usa más de lo necesario.
  • Recolecta agua para usarse después.

 

Los edificios consumen del 30% al 40% de la energía global, es por eso que los constructores deben esforzarse en incluir materiales que jueguen a favor del medio ambiente, desde el momento en que son fabricados hasta su funcionamiento diario en la vida del edificio. Las prácticas sustentables están al alcance de quienes las necesitan y los beneficios que traen son para todos, incluyendo los bolsillos de las constructoras. Conoce más de estas prácticas y cómo Saint-Gobain participa en ellas aquí.