Características de una ciudad sustentable

Para ser una ciudad sustentable se requiere de esfuerzo y trabajo constante de parte de todas las personas que habitan en ella, ya vivir de manera amigable con el medio ambiente, es resultado de un sinfín de acciones que impulsan continuamente el desarrollo económico mundial, para que este responda a la conservación del medio ambiente y a su vez al equilibrio social.

Crear una ciudad sustentable implica modificar prácticas y adoptar nuevos hábitos en los estilos de vida, (algunas ciudades ya lo han logrado), cambiando poco a poco la forma en que realizan sus tareas cotidianas.  

Las características de estas ciudades se enfocan en favorecer aspectos esenciales tales como:

  • La inversión en políticas de desarrollo sustentable de acuerdo con aspectos relevantes de cada comunidad, haciendo uso de los recursos renovables y la concientización hacia la población.

time-2101549_960_720.png

  • Iniciativas contra la contaminación, estas pueden ir desde la creación de energías con residuos o contaminantes, para un uso específico y favorable, hasta la disminución consiente de compra y venta de productos que atenten contra el medio ambiente.
  • Construcciones ecológicas, las cuales pueden definirse como autónomas, generando su propia energía, nutriéndose a sí mismas y optimizándola al máximo.
  • Generación de energías, que surgen de aprovechar el mayor número de recursos renovables a nuestro alrededor, como lo es la energía del sol a través de paneles solares, o el aire que produce energías eólicas.

solar-cells-708178_960_720.jpg

  • Creación de áreas verdes, que sin duda han sido construidas gracias a la tendencia de brindar espacios más confortables, frescos y relajantes para el pleno desarrollo de las personas, tanto en hogares como en oficinas y hasta en grandes organizaciones.

  • Como contribuciones personales, una ciudad sustentable debe contar con habitantes comprometidos con estos temas e interesados en involucrar hábitos comunes y sencillos como el uso de bicicleta, compartir el transporte para evitar la contaminación o bien caminar al trabajo de vez en cuando si los trayectos son cortos, realizar compras consientes, entre otros tantos que traigan consigo un beneficio para la comunidad y por consecuencia a la ciudad.

Todas las ciudades tienen el compromiso de darle una definición al concepto de desarrollo sustentable, atrayendo los buenos hábitos a favor de una buena calidad de vida.