Los materiales reales detrás de la tecnología de Star Wars

 

Pocas películas logran crear no sólo una historia entrañable, sino un universo completo que es visto casi como una realidad alterna generadora de discusiones que inspira a artistas, científicos, arquitectos e ingenieros. Tal es el caso de Star Wars.

Los elementos de Star Wars rebasan el límite de la ficción y tocan el lado racional de muchos fanáticos, hasta llegar a pensar cómo replicar una tecnología como la de la pantalla en la vida real.

El 4 de mayo es considerado por los fans del mundo como el día de Star Wars por la similitud de la famosa frase “May the force be with you” con la fecha “May the fourth (4th)”, por eso hoy analizamos la tecnología de materiales de Star Wars y veremos si podría ser llevada a la realidad.

Robótica inteligente

Algo concebible, y que no falta mucho para que conviva con nosotros, son los robots que saben interactuar con las personas. R2-D2 y C3PO hace 40 años eran vistos como ficción, hoy científicos e ingenieros ya trabajan en ejemplares que físicamente parecen humanos.

Hay fans que se reúnen en el R2-D2 Builders Club, donde se fabrican réplicas de este personaje a partir de aluminio, madera, poliestireno, resina, fibra de vidrio y partes impresas en 3D con un microcontrolador para la electrónica. El reto es que muchas piezas para armar al androide no existen y deben ser fabricadas por miembros del club.

starwars4.jpgstarwars3.jpg

Fuente: StarWars.com

Vehículos voladores

Algo con lo que los fans de esta saga sueñan es con los vehículos voladores, y ya está cerca de ser una realidad. Uno de estos casos son los taxis voladores de Dubái para dos pasajeros y de conducción autónoma, los cuales tienen en su composición tecnología de materiales como el vidrio automotriz y el plástico de alto desempeño para conservar las condiciones adecuadas de temperatura y mantener la ligereza del vehículo.

La Estrella de la Muerte

Algo que todo fan se debe haber preguntado es “¿podría algo de esa dimensión construirse en realidad?”. En la historia de Star Wars, éstas son estaciones espaciales capaces de disparar un láser tan potente que puede destruir planetas enteros. Si quisiéramos construir algo similar, tendríamos que considerar lo siguiente:

La Estrella de la Muerte mide 120 kilómetros de diámetro y está construida de una aleación (ficticia) de acero. Hablando de tiempo, se necesitaría 182 veces la edad del planeta Tierra para acumular la cantidad de acero necesaria.

Ahora bien, la estación requiere 0.75W de energía por cada m3 proveniente de 8 paneles solares. Pero incluso si se cubriera la Estrella de la Muerte en su totalidad con estos paneles, se estaría 45 veces por debajo de las necesidades energéticas.

starwars1.jpeg

Fuente: StarWars.com

Proyecciones holográficas

Una de las escenas más emblemáticas de Star Wars Episodio IV es cuando R2-D2 le proyecta a Luke el pedido de ayuda de la princesa. Este tipo de proyecciones holográficas han querido ser imitadas por el ser humano desde hace mucho, pero parece que pronto será posible gracias al grafeno.

Científicos de la Universidad Swinburne han experimentado con un display en 3D que usa una red de grafeno y lásers para hacer que una imagen flote, literalmente, sobre la pantalla, tal y como R2-D2 lo hace cuando transmite el mensaje de Leia.

El sistema usa óxido de grafeno y física compleja de láser para crear una imagen flotante en 3D sin necesidad de usar lentes para verla.

¿Sables de luz reales?

Muchas personas han intentado replicar los sables de luz usando lásers, pero esto ha sido imposible porque necesitarían demasiado poder para poder atravesar materiales y además sería muy difícil que el “rayo” tenga la densidad adecuada como para chocar con otro rayo y así recrear “los espadazos” de la película.

La materia que se acerca a lo que vemos en el cine es el plasma, un gas tan caliente que sus átomos se fragmentan en componentes más pequeños, los cuales pueden ser generados al aplicar poderosas descargas eléctricas al gas y son capaces de dar lugar a temperaturas tan altas como millones de grados centígrados.

starwars2.jpeg

Foto: StarWars.com

Congelar a alguien como a Han Solo

Congelar algo (o alguien) como a Han Solo en carbonita no es imposible en la vida real. Este material existe en la vida real como un tipo de pólvora. De acuerdo al profesor James H. Fallon, la carbonita usada en Star Wars podría ser un tipo de “hielo seco” con una carga opuesta. También especula que podría ser una forma de mineral de dióxido de carbono, el cual, como en criogenia, se mantiene a temperaturas muy bajas, hasta el punto en que no se necesita oxígeno ni flujo sanguíneo. Esto podría hacer que cualquier tejido vivo se pueda mantener en animación suspendida.